¿Cómo la información errónea sobre las vacunas ha influido en las conversaciones hispanas en línea?

Actualizado: 24 mar

Un reporte de First Draft News


Las personas hispanas en los Estados Unidos tienen casi el doble de probabilidades que las personas blancas no hispanas de infectarse con Covid-19 y 2.3 veces más probabilidades de morir a causa de él. Están sobrerrepresentados en trabajos de primera línea, donde enfrentan niveles más altos de exposición, y es más probable que tengan condiciones de salud subyacentes que aumentan la gravedad de la enfermedad. Si bien las tasas de vacunación entre los hispanos han ido en aumento, todavía es menos probable que los hispanos hayan sido vacunados que los blancos.





No es posible contar una sola historia sobre cómo surgió esta brecha de vacunación. Un historial de explotación médica y discriminación puede desempeñar un papel . Los datos muestran que las barreras del idioma, así como las preocupaciones sobre el estatus migratorio, el cuidado de los niños y los horarios de trabajo también pueden impedir el acceso a la atención.


Todos estos factores crean una base de duda y desconfianza que permite que la información errónea sobre las vacunas contra el covid-19 florezca en las redes sociales. Desafortunadamente, se sabe poco sobre cómo surgen las narrativas de desinformación específicamente en relación con las comunidades hispanas, cómo circulan y cómo afectan en última instancia las opciones de salud de las personas. Sin embargo, comprender esta dinámica es fundamental para crear estrategias que eliminen la información engañosa y ayuden a distribuir información de calidad a quienes más la necesitan.


Uno de los mayores desafíos para estudiar y comprender la información errónea sobre las vacunas que afecta a los hispanos es el atractivo de la categorización reduccionista. En este informe, usamos los términos hispano (principalmente) y latinx (secundariamente). Pero ambos contienen suposiciones sobre el idioma, la identidad y la geografía que se desmoronan bajo el interrogatorio. El término “hispano” abarca a más de 60 millones de personas en los EE. UU., incluidos afrolatinos, asiáticos latinos, ciudadanos, no ciudadanos y otros grupos con experiencias marcadamente diferentes. No todos hablan español, aunque pueden relacionarse con comunidades que lo hacen. Debido a las restricciones de datos, en esta investigación no pudimos desagregar estas muchas poblaciones diferentes.


Con estos desafíos en mente, el equipo de investigación de First Draft utilizó un enfoque de métodos mixtos para recopilar y analizar temáticamente las publicaciones en las redes sociales relacionadas con las vacunas que rodean a las comunidades hispanas. Específicamente, analizamos las publicaciones con mayor participación de páginas de Facebook, grupos de Facebook, Twitter e Instagram no verificados desde el 9 de noviembre de 2020 hasta el 9 de septiembre de 2021. Durante el mismo período, también monitoreamos el discurso y las personas influyentes de habla hispana en las redes sociales día a día, incluso en más plataformas marginales como Telegram.




La investigación combinada tiene como objetivo brindar información a los periodistas, investigadores y personas en salud pública que desean comprender y potencialmente actuar sobre las narrativas problemáticas de las vacunas en relación con los hispanos en los EE. UU. Pero también es un intento de matizar conversaciones importantes que a menudo se aplanan: las dificultades de monitorear rumores tanto en inglés como en español, la naturaleza sin fronteras del discurso político en línea y lo que significa estudiar la desinformación “dentro de las comunidades hispanas” cuando estos mismas comunidades no pueden ser definidas por una sola raza, historia, cultura o idioma.


Para ver el informe completo puedes acceder aquí